• ANSA.it
  • Papa nomina De Kesel in Belgio al posto di Lonard. Coprì abusi sessuali

Papa nomina

De Kesel in Belgio

al posto di Lonard.

Coprì abusi sessuali

Il nuovo arcivescovo di Bruxelles proviene da Bruges

Papa Francesco ha nominato monsignor Jozef De Kesel arcivescovo di Malines-Bruxelles e Ordinario militare per il Belgio. De Kesel, finora vescovo di Bruges, prende il posto di mons. André Leonard. 

L'ex primate del Belgio, arcivescovo di Malines-Bruxelles, è stato condannato a indennizzare fino a 10.000 euro ad un ex-seminarista, Joel Devillet. Il giovane aveva subito tra il 1987 e il 1991 abusi sessuali da parte di un sacerdote lussemburghese, sul quale in seguito il vescovo Leonard non sarebbe intervenuto adeguatamente. Nella sua sentenza, la Corte ha rilevato che l'arcivescovo non si rese conto allora, in modo adeguato, della situazione di vittima di Joel Devillet, ne' prese misure per allontanare il sacerdote, che fu recidivo nella zona di Namur.

© Copyright ANSA

 

Qui est-il ?

 

Quién es Mgr Léonard

 

André-Joseph Léonard tendrá que indemnizar con 10.000 euros a un ex monaguillo que declara haber sido víctima de abusos por parte de un sacerdote belga.

 

El tribunal de apelación civil de Lieja ha condenado a André-Joseph Léonard, arzobispo de Bruselas y presidente de la Conferencia Episcopal belga, por no actuar con la debida diligencia al conocer un caso de abusos sexuales a un menor por parte de un sacerdote de su diócesis, cuando era obispod e Namur. Joel Devillet ha denunciado que fue víctima del Padre Hubermont, que abusó sexualmente de él a los 14 años cuando era monaguillo en su parroquia, entre 1987 y 1991. Devillet ha asegurado ante la Justicia belga que cuando intentó contar lo que le había pasado a las autoridades eclesiásticas, le aconsejaron no presentar una demanda. Ahora un tribunal ha condenado al arzobispo de Bruselas a indemnizar con 10.000 euros a Devillet, cantidad que intenta compensar de alguna forma los traumas psicológicos que incapacitan al ex monaguillo para realizar su trabajo. La sentencia del tribunal recoge que “la manera en que el demandado (monseñor Léonard) tomó en cuenta y trató la denuncia de los abusos de los que Joël Devillet fue víctima mantuvo a este último con un sentimiento de injusticia y abandono entre 1996 y 2001” que provocó el hundimiento psíquico de la víctima y que a sus 42 años aún le impide realizar su trabajo con normalidad.